cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de enero de 2012

Aíslo





Lo imperecedero de ti
esa forma en mi cuaderno en blanco
de relente
y soledad prodigiosa.







2 comentarios:

A nena do paraugas dijo...

Aquí el mundo...

No se me ocurre nada más que comentar después de este paseo...

Siempre me sorprendes. Y encantas!

Besos.

ANTIQVA dijo...

Creo que la soledad nunca es prodigiosa...

Eso creo, amiga

Un abrazo fuerte