cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de febrero de 2012

La lluvia se detiene




Un silencio impoluto
derriba mi mirada

me tiende al aire pálido
de los días de frío.

Los líquenes se adueñan de la boca,
la custodia en su seno la intemperie.

Una rosa se une
al viento en espirales.

Las huellas de una sombra en arrebol
ascienden por los pies
escalan mi cintura

en los labios la lluvia se detiene.





4 comentarios:

Esilleviana dijo...

un beso muy hermoso o tal vez, una suave caricia que se adueña de la boca.

un abrazo
:)

Rayuela dijo...

y se ilumina el silencio




beso*

enletrasarte(Omar) dijo...

fue una grata lectura
saludos

ANTIQVA dijo...

El silencio, con luz, es mejor...

Otro abrazo, Ío