cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




24 de febrero de 2012

Lágrima en la noche


A Ío


Lágrima en la noche







A veces una lágrima en la noche
desprende en el fulgor de la belleza
una gota de gran delicadeza,
donde puede sentirse como un broche.

Se ve por la ventana azul la luna
y a lo lejos visiones de las aves
que migran hacia nubes siempre suaves,
antes de dormitar sobre una cuna.

En el sueño observamos cómo el mundo
demora su camino hacia la vida,
mientras cantan los pájaros con calma.

Entre calles habita un vagabundo
que sufre de los otros despedida
y se aísla en la cueva de su alma.


Ana Muela Sopeña

.

Gracias, mi querida amiga, me ha encantado, es un precioso soneto, lleno de suavidad y hermosas imágenes.
Un abrazo, muchos besos, mi cariño y gratitud.



Enlace al soneto en el blog de Ana:
Laberinto de lluvia




2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Ío, por traer a tu espacio el soneto que te escribí.

Un montón de besos
Deseo que estés bien.
Ana

Oréadas dijo...

Muy bonito el soneto, un hermoso regalo. Besitos