cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




9 de marzo de 2012

Inmersión





Llegó la sombra a besar el mar.

Él lamió sus labios con deleite
saboreó la zozobra del espejo en el azul
derramado como carne
en la lujuria del agua.





1 comentario:

ANTIQVA dijo...

Ah, es cierto el agua esta siempre impregnado de lujuria...

Un abrazo grande, Ío