cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




26 de marzo de 2012

Los tiempos de la noche



Entre los tiempos de la noche
lentamente un latido anuncia
el origen de la claridad
de tu piel sobre la mía

una tormenta en la raíz del juicio
me nutre y me devora
arranca del aire un verso
para hacerme en ti poesía

en la intimidad del alma
en el líquido de sus sueños
una lágrima, una rosa, tus ojos
el tacto de tus dedos en mi agonía
la tersura de tu voz
anclada a la turgencia
de la curva de mi deseo

arrebatado y desnudo
como la marea, como un río
de fuego, y tú el agua
del vértigo en mi vientre
la dulzura de la sed
de la herida en su sombra
la belleza de la lluvia
la del hueso quemándose
en tus labios y en los míos

desordenando caricias
en tu pecho, en tu cintura
con la carne en la lengua
la respiración vehemente
ardo si te siento en mi boca
si sé de ti en mi vida.




1 comentario:

sensenort dijo...

Música quieta y suave, otro descubrimiento.
Creo que te conteste, pero también creo que no llegó,.
Puedes cogerme prestado todo lo que quieras, y si acaso necesitas algo más, pídemelo, en el otro blog publico más fotos, al menos una al día mientras dure. Gracias por tu visita y comentarios.

Besos.