cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de marzo de 2012

Tengo la noche aquí



Tengo la noche aquí
curvada en la intemperie
del ojo que mira
hacia el éxodo del sueño
que me mantiene en el mar
del blanco en su clausura

esta es mi casa salobre
refugio de soledad y agua
de rosas nacidas pájaros
en el umbral del vuelo sombrío
de la palabra sólo de mí y tuya


una mujer escribe
el tiempo sabe a luz
a voz de hueso y llaga
a papel oscurecido
por el te busco donde no te hallo
-donde no te hallo te sé-
y tu nombre se me escapa
del labio en mariposas submarinas


aquí hay un bosque de velas
y una mitad, y un todo
y un nada no es nada en la mano
llena de ecos de sol nocturno
de lunas y árboles de lluvia
que condensan lo cierto
en las nubes subterráneas
de la boca en su margen de amor
y en el verso que respira.




No hay comentarios: