cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




19 de abril de 2012

Haiku


La primavera






La primavera,
latente bajo el légamo,
restalla en círculos.

*

Intuye el aire
luz y renacimiento,
fragor de vida.







El primer haiku pertenece a Perfecto Herrera Ramos, poeta almeriense; el segundo es mío (86) y surgió ayer al lado del suyo.
Gracias, querido amigo, por reunir sus versos, siempre es un placer.




Me he tomado la libertad de "retocar" un poco el tercer verso, eliminando el anterior (queda, la vida), porque me resultaba un poco malsonante.



5 comentarios:

Taty Cascada dijo...

La grandiosa esencia de un Haiku. Intuye mi ojo tu belleza, mi poeta admirada.
Besitos.

Gino Ginoris dijo...

Potente y fresco, como la flor que revienta de colores y luz.
Abrazo.

enletrasarte(Omar) dijo...

estruendo de vida, me parece genial
saludos

ANTIQVA dijo...

Amiga, me encantan las margaritas... Y las florecillas silvestres, en general...

Y las de los jardines...

Y, creo, incluso las de plastico...

No tengo cura posible

Perfecto dijo...

Las variantes, querida amiga, abre el círculo, y el canto se hace más alto.

Un abrazo, y buen fin de semana.