cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




5 de abril de 2012

Prórroga



He señalado en el calendario
la fecha de la corriente de aire
aquel día encogido
entre las alas de un borde estrecho
y el amargor de la piedra del caos
hundido en la garganta



he marcado con un machete
la hora de todas las horas
la hora al final del túnel
de las vías rápidas
por donde circula el silencio
triturando el semblante de mis ojos
sobre tu sien de nieve



la impotencia de los rumbos fugaces
las preguntas tatuadas en los labios
una acuarela que resbala y se asienta
en el envés del idioma
voz adentro hacia la huida
de los jardines del alma
en su deshoje intempestivo



paradójica ante el cadáver
los huesos se me instalan en el musgo
del daño, huésped anónimo
en la piel de sueño del corazón
y su inesperada sangre



me despeño incómoda sobre tus hombros
no he calculado la lluvia en el almanaque
la escarcha en el sudario de las hojas
envueltas en torrentes de anomalías
cercando el cuello y su alud de cuerdas
mientras las vocales emigran
a los límites de la oscuridad continua



turbia ante el vaho del espejo
no logro peinarme el amor
desarraigar de mi cabeza las ramas
de los umbrales del hueco
donde la carne es humo
y yo soy el agua
que inunda la realidad.






2 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Ay, vias rapidas por las que circula el silencio...

Que espanto, amiga...

Una espera que la palabra nunca falte... Que sean las palabras las que circulen...

Un abrazo fuerte, Ío

ANTIQVA dijo...

Veo que aqui ya he estado... Uf, estoy un poco perdido, querida amiga...