cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




12 de abril de 2012

Y entré a un lugar




Y entré a un lugar
donde la Luna
en la catástrofe de su muerte
se alimentaba de señuelos
extraviados en la oscuridad
del agua en tus ojos

aquella respiración de las paredes
la presencia de los pájaros
y la voz dejada en el verbo

una crisálida en la piel
desnutrida en su claustro
tus labios en pendiente
y yo en la ladera de tu nuca
a la deriva de un beso inútil.




1 comentario:

ANTIQVA dijo...

No me creo que la Luna haya muerto... No lo puedo admitir, amiga

Otro abrazo, mientras sigue sonando la musica...