cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de mayo de 2012

Anaerobio




no se peinó
tenía en la cabeza árboles de neuronas
algún humo invisible una forma de música
azul de polvo austral
y una llaga en la huida.

rememoraba el paisaje en lo oscuro
un agujero allí en su boca
un átomo vacío.




3 comentarios:

manuharo dijo...

Buenas noches. Transparente y ligero el tiempo siempre pende del hilo infinito de quienes lo sentimos como una expresión más de la realidad imaginada. Solo segundos con nombres de mujeres. Vida efímera, líquida, muy corta, demasiado. Un millón un beso para ti Ío.

Rayuela dijo...

qué maravilla!

lo efímero hecho maravilla

abrazos*

Nahir Lyliam dijo...

Que poesía mas llena de vos misma, quién pudiera Ío tener tanta fuerza y tanta verdad y el valor de sacarlas, ya quisiera yo , cuanto te admiro cuando escribes asi poeta, me voy encantada y te dejo un millón de abrazos.