cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de mayo de 2012

Derivación




La puerta da a la calle
a la hostilidad convencida
que enciende el inicio de la palabra.

Da a la calle y te asomas
para no ver siempre
y verlo todo en su ausencia
incorrupta
de pájaros al amanecer.






1 comentario:

ANTIQVA dijo...

Me quedo con los pajaros, y con los amaneceres...

Entonces es cuando los pajaros cantan y cantan enloquecidos por la luz...

Un abrazo mas, amiga