cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de septiembre de 2012

Otra piel sin alcance


Este es el rumbo señalado para el despegue:
hay que apretarse la cintura
seguir la flecha y su símbolo
aunque el viento se cruce con las hojas
y con ellas la palabra se conjuge en otro color
ni distinto ni parecido
sólo otra piel sin alcance;
pero el poema me escucha
él eres tú y así lo anoto
en el concierto de los pájaros
que regresan a suicidarse.














Música: Everything to come, Eluvium

(entre mi pulso y el viento, el video y su temblor)




2 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Ío, este poema se me escapa... Posiblemente sea por los pajaros, que decidieron escapar...

Otro abrazo, fuerte

Ío dijo...

Ya sé, ya sé, algunos poemas son eso, pájaros, por eso se escapan.
Abrazo grandote, y buenas noches
:)