cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




2 de septiembre de 2012

Un día más




Con el relámpago
una rosa florece
un día más.








A mi madre, hoy 2
y cada año, hoy
y siempre




-haiku 96-




1 comentario:

Ánima dijo...

A veces basta un ínfimo haz de luz para que eso ocurra, si...

Precioso todo.

Un fuerte abrazo, Ío.