cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




25 de octubre de 2012

Y salgo adentro




En julio me agosto
como pie de árbol sin tierra
erguido en medio de un simulacro
talada como su sombra

en julio no tengo vocales
sólo cuerdas y todavías en el cuello
recordando la lluvia y las lámparas
los huracanes entre los dientes
y el contagio de la sangre sin tregua

en medio de este calor onírico
todos los niveles reposan entre números
algunos forman sistemas de ecuaciones
de igualdades compartidas con la incógnita
otros una interrogación sin límites

y salgo adentro
en este mes de piel roja y venas azules
me desamparo de esta luz de lápidas
para ser mapa de cielo profundo
un espacio sin destino.




2 comentarios:

Óscar dijo...

"En julio me agosto
como pie de árbol sin tierra"

No podías haber comenzado mejor el poema. Me han encantado estos dos primeros versos.

Un abrazo, Ío.

Ánima dijo...

Mayo es un precioso mes con un mal día en medio...por qué habría de doler de más y no de menos...???

Mi abrazo...((.))