cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




4 de noviembre de 2012

Nadar




Así se acalle el ruido
y el invierno te dé en la cara
con la cicatriz de la lluvia,

pero supongo que el sueño
pone una llave en tu mano
y abres la cerradura del agua
con tus pupilas lejos de mis ojos,
con tus ojos a ras de noche ciega.


En el esplendor del diluvio
mi lengua aprende a nadar
en el exilio de tu lengua.





No hay comentarios: