cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




18 de diciembre de 2012

Desde la demencia




Desde la demencia
de la palabra en carne viva
en la boca y en la piel,
desde la voluntad de matarme
cada vez que la noche con su incendio
reaviva las llamas del mar
y la ola, en su afluencia
viene a mí contigo,
desde la lentitud del sueño
y el guijarro en el pulmón
cuando el aire es la huella
del verso y un relámpago
la caricia de tu voz.



No hay comentarios: