cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




1 de diciembre de 2012

Mujer vacío




Todo es silencio,
nada hay conmigo.
Abrazo tu verso con una rosa,
tú me miras con la muerte
alojada en el cáliz del éxodo.

En la oculta noche de los osarios
siento el mar entre las olas
de tus labios húmedos.
Un puñal bebe de mi aliento,
mi sangre se coagula entre los rumores
de una brecha azur en tus latidos.
Tengo que asirme a un pétalo incoloro,
deducir de la oscuridad el fuego
cuando te nombro en la niebla
que recorre mis huesos y tu boca,
hacerme mujer vacío
en el humo de tu palabra,
ser el hoyo donde caven tus dedos.





No hay comentarios: