cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de diciembre de 2012

Si he de morir




Si he de morir
que venga la muerte con tus labios,
a rondarme el equilibrio de la piel
y el carmesí de las arterias,
que arrecie la hora la campana
y sea el arribo de tu temblor
mi última zozobra.

Muero, Amor,
muriendo de ti en tu boca
con este rubí de terciopelo y condena
que me mantiene en la arista de la guadaña
y va naufragando en los instantes
de tu caricia en mi fisura.

Soy y muero en el relámpago
que arde en tu quimera
y avanza en mi interior
con su luz de delirio y agujas,
con tus ganas en las mías,
y ya muero, mi Amor,
con tu llama en mi saliva
contigo y en tu lengua.




No hay comentarios: