¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.



Netzahualcóyotl de Texcoco


Confieso




aceptar el suceso
de la noche en las ramas,
la razón absoluta
del tiempo en caos
y decirme sin merma en los suburbios
incoloros del verbo,

regresar a lo hundido
en la charca del cisne de papel
y dar voz a la roca de la imagen
en el resto profundo
de lo imposible
y su vientre horadado.





7 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Ío...todo parece imposible menos el cisne de papel y el verbo.
Como siempre, mil sugerencias y un regusto melancólico.
Petons, besitos.

Ío dijo...


Gracias, Natàlia.
Abrazos para ti.







Rainforte dijo...

Aceptar que a veces la oscuridad hace todavía más negra nuestra noche, que el caos nos llega a negar el acceso a las palabras hasta hacernos caer de nuevo, hasta límites desconocidos, es para mi un verdadero acto de valentía.

Un beso amiga en esta noche de frío invierno madrileño, sin mar ni olas ni espumas blancas.

Luis de Burg dijo...

lo sentí, como confesarse a sí mismo sin mirarse al espejo, con esas ganas de arrancarse las ropas tan sólo para mostrarle al mundo las cicatrices que nos atormentan, que no sólo están en el interior, que se pueden ver sin la necesidad de la luz del sol, en nuestros ojos, en nuestras palabras, en nuestro caminar....

silvia zappia dijo...

te leo mil veces, y quedo sin habla


abrazo*

Julie Sopetrán dijo...

Qué bello escribes...! Ya te he metido en mi lista de blogs para leerte, hice lo que me dijiste, pero no me dejó porque dice que sigo ya más de 300 blogs, lo que hice fue poonerte en mi lista al final de mi blog. Gracias por la información. Te mando un abrazo. Es un placer leerte.

Ío dijo...


El placer también es mío, y grande.
Gracias, Julie.
Abrazos para ti.

Loading...