¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.



Netzahualcóyotl de Texcoco


Confieso




aceptar el suceso
de la noche en las ramas,
la razón absoluta
del tiempo en caos
y decirme sin merma en los suburbios
incoloros del verbo,

regresar a lo hundido
en la charca del cisne de papel
y dar voz a la roca de la imagen
en el resto profundo
de lo imposible
y su vientre horadado.





Loading...