cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




18 de enero de 2013

Cuando el tiempo




Hace días que olvidaste
y me veo girar las manecillas del reloj
porque no dan vueltas por sí mismas
cuando el tiempo permanece a oscuras,

y le veo venir a horas que no son
con su sombra lenta
alentando a la noche a morir un poco
ahora que nadie siente el paso
hacia dentro de las últimas espirales
de las caracolas de tus ojos
convencidas del mar y sus augurios.

Con el humo sobre las paredes
se dibuja un tatuaje de luz,
no hay más memoria que el agua
en el equilibrio de los párpados,
la masturbación de la palabra
es el orgasmo productivo
de la marea incipiente.





No hay comentarios: