cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




3 de enero de 2013

Pájaros rotos




Tengo un sueño con tu sombra
en una página vacía,
una fiebre que trepa entre delirios
lenta y acompasada hasta la saliva
inevitable de tu lengua,
una caricia que rodea el fuego
y en la boca tengo la profundidad
de la noche inmensa y nítida.
Tengo una brisa y un tormento
llorando entre las piernas,
una agonía sin remedio atrapada
en la reja de los muslos,
en el vientre la memoria de un deseo
y en la piel la inquietud del agua
tiembla desabrigada en la hoguera
de los tiempos en vigilia.
Tengo en el ombligo una duna
en los labios la víspera de un beso,
un balcón con pájaros rotos
y en la garganta la aurora,
una melancolía.





No hay comentarios: