¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.



Netzahualcóyotl de Texcoco


Península





En el ascenso a ti
dios pone oscuridad y pensamientos,
lágrimas imprevistas en jardines
aptos para la flor y su sonido nocturno.

En su totalidad de agua
una mujer es sólo una península.