cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




15 de febrero de 2013

Apenas una luz




Apenas una luz
consigue iluminarse.
En cuántos todavía está la lengua
a punto de romperse como el humo.

Hoy respiro deseos de nacer
entre tus ojos tibios y los témpanos
de la distancia nula del otoño,
acostumbrarme a ti, al otro cielo
de tu boca, jardín de agua dulce
y peces de silencio que la noche
asedia tras la Luna en su creciente.

Será cierto el dolor bajo la lluvia
como un barco sin rumbo a la deriva
del viento y de quererte con los labios,
con la seda del pétalo en penumbra
rodeando tu sangre y tu latido.

Entonces el amor nos creará
con la tierra y el beso de la vida,
seremos una luz perenne y nueva,
un asombro de fuego en la negrura.




No hay comentarios: