cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de febrero de 2013

Eco en el agua


Llora en el bosque
una lágrima azul
cerca del río.


Sus ojos tristes
se enamoran del agua
y de la Luna.


En el estanque
se sublima la piel
de un unicornio.








A Romà Alonso


~haikus 108-110~




5 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

Ío, me ha alegrado conocer tus letras, yo también te leeré.

Un abrazo.

Mercedes.

Ío dijo...

Gracias, Mercedes, cuanto me alegra que te acercaras.
Un abrazo.

Ío

ANTIQVA dijo...

Bellisimos, amiga...

Tus haikus me encantan siempre...

Un abrazo fuerte

Romà dijo...

En la negrura
duerme la esperanza
dulce despertar.


Para mi amiga Ío
(gracias por estar)

Antonio Fernández López dijo...

Este me impacta más aunque esté menos sintético que el siguiente, con esos cuatro versos, que son pinchos. Este desarrolla un poco el estado de la persona y cómo la inunda el sentimiento hasta considerar que sucumbe en la impotencia cuando logra hacerlo suyo. Vamos, que te invito a que sigamos intercambiando comentarios. te mando mi blog, por si acaso.

http://anferlopez20.blogspot.com.es/