cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




1 de febrero de 2013

Es este el verbo




Es este el verbo
y no otro cualquiera;
es esta la palabra
y su carne nocturna;
es este acaso el sueño
de la boca en el fruto,
el tacto en el poema.





3 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Palabra, carne, sueño...

Bellisima conjuncion, amiga

Julie Sopetrán dijo...

Y no, no puede ser otro cualquiera... Precioso.

Ío dijo...


Gracias por acercaros hasta aquí, Antiqva, Julie.
Buen día para vosotros.