cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de febrero de 2013

Sólo es decirte



Sólo es decirte
y me ahondo en la fisura de tus ojos.
Me retienes como al viento
en la tristeza de una sal cercana,
la profunda y hermosa soledad de tu lengua
es el amanecer en naufragio
de un beso en la quimera del alba.

Es difícil dejar de morirme,
sentir cada día la huella en el ombligo
caminar hacia las ganas
con la boca intentada noche
besar el carmesí de tus labios
y descender hasta tu vientre
para dejarme allí contigo,
fallecer con el sueño
y después no ser nada.



No hay comentarios: