cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




19 de marzo de 2013

Bajo la baldosa



Bajo la baldosa está el vacío, y es un vacío mesurable, como el que se puede encontrar dentro de una lápida, en el espacio que ocuparía el cuerpo desaparecido.
Bajo la baldosa que se mueve y no pisas, supuestamente el precipicio no tiene ningún fin, sólo el esqueleto de la muerte adherida al rostro que pasea buscando una ventana por la que entre el viento, la mano de la noche y la lluvia.

Al dar la vuelta a la curva la descubre, retrocede porque la siente mentir como si fuera una celda acolchada en la que los sonidos rebotan y acaban tragados por la leve fisura que se deja entrever en el techo.
Pero es verdad, la ventana se abre, y todo entra, todo calma y resuelve el jeroglífico del humo y sus volutas más inhóspitas.

Semeja piel el agua, está sobre las hojas del magnolio, resbalando poco a poco hacia una ciénaga de luz, es quien humedece las alas de este tropel de polillas que se consumen en el claroscuro de aprenderse a decir.




5 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Es baldosa que tiembla, una fisura cuadrada por la que se cuelan pensamientos, la ventana se abre, agua en las alas de las polillas.
Casi escrito como relato este poema que me trae inquietud y me lleva una inspiración de primavera.
Besito, Ío, hasta siempre en tus palabras.

ANTIQVA dijo...

El vacio, posiblemente, solo esta en las gentes...

Un texto criptico, amiga, pero que tiene un ritmo tremendo...

Un abrazo mas

ñOCO Le bOLO dijo...


"supuestamente el precipicio no tiene ningún fin"
y precisamente eso es la vida, una baldosa sobre la que pisar, permanecer... y no osar levantar.
Tu prosa es poética. Lo sabes.

· un beso

· CR · & · LMA ·


ñOCO Le bOLO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julie Sopetrán dijo...

Sublíme...