cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de marzo de 2013

Casa cuna



Este sol me derriba,
me mantiene, y a oscuras,
en el alba temprano.

De la boca a las luces
la vehemencia
y la piel dónde.

Duerme su sombra.




No hay comentarios: