cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




9 de marzo de 2013

Llovizna geológica



Esta forma de perder la caricia
en los singulares de la noche,
esta vocación desangelada
de mineral entre las líneas,
esta recámara oscura en la lengua
fiel en el señuelo de bala prometida,
esta mueca en tic nervioso
al coartarme la deserción en los desmayos
sobresalidos de las uñas,
este título de llovizna geológica
sin fórmula ni enunciado,
este suceder hacia dentro
con la palabra sin herencia
y la carne en silabario,
este ilógico despeñe al absurdo
con mis andares de cangrejo,
esta emboscada tras la maleza
del cuarto doliente de la Luna,
esta inercia sonámbula de rodearme los huecos
con silenciosos llantos de agua repentina,
esta involuntaria sed de paisajes nocturnos,
estos labios y su instinto,
esta boca en arritmia.





9 comentarios:

Luis de Burg dijo...

yo le podría poner un nombre a todos estos sentimientos.... hermoso como siempre....

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Ío, por tus palabras. Y por este blog tan desbordante de auténtica poesía.

Anónimo dijo...

Muy bueno Iocita, me gusto mucho.

Rolando

ñOCO Le bOLO dijo...


Leo y disfruto...

· un beso

· CR · & · LMA ·


ANTIQVA dijo...

Llegara un tiempo en que de las bocas solo saldra poesia y besos...

Seguro que asi sera algun dia

Un abrazo, Ío

enletrasarte (omar) dijo...

esos muros del laberinto de existir
-muy buen poema-
saludos

Nahuel dijo...

Me ha gustado mucho. Un encanto pasar de nuevo.

Saludos, Nahuel.

alp dijo...

...llantos de agua...me gusta mucho,,,un Brazo desde Murcia

Ío dijo...


Gracias a todos por venir, por vuestras palabras siempre amables.
Abrazos en días distintos.

Ío