cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




26 de marzo de 2013

Estado



Déjala en el aire
con el humo y las chimeneas,
besando la piel de un eclipse.
Deja que se manche con la belleza
de la herejía de la sombra,
con los ojos oscuros del cielo negro,
que se acostumbre a los labios
de la lujuria de la niebla.
Déjala en una crisálida
envuelta en una trenza de río,
dormida en el costado del accidente
de la carne y el fuego,
horadando la intimidad de la palabra
y la deshilachada luz del vértigo.



1 comentario:

ñOCO Le bOLO dijo...


Tus poemas no son para leer, sólo para sentir.

· un beso

· CR · & · LMA ·