cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de abril de 2013

Tras torno



En el esbozo del ardor la palabra atrapada en su deterioro es una incoherencia tras la jaula de las preguntas.
Deambulando en el interior veo gusanos royendo panes sobre ideas rotas, la esperanza de la miga es una nostalgia en boca ajena, una aproximación a la imagen atemporal del sueño de un difunto al borde de la vida.




2 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Entre todos los verbos que son ausencia, siempre habrá uno, rebelde, que sea presencia. Se restablece así la esperanza.

· un beso

· CristalRasgado · & · LaMiradaAusente ·


Julie Sopetrán dijo...

El final es magistral.