cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




31 de mayo de 2013

Desde el espigón






Desde el espigón sientes el tránsito
del día a la noche en silencio,
ves pasar la gaviota
que te lleva en su ala
de ida y de vuelta al horizonte.

Desde el espigón
las nubes, la luz, la sombra,
sólo el mar tiene sentido.



A ñOCO Le bOLO


-


Este poema lo escribí en el blog de ñOCO Le bOLO, Cristal rasgado, al leer sus palabras y ver la bella fotografía (El Espigón- Santander).
Agradeciéndole la inspiración, le dedico los versos.



2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Cuántas cosas desde esos lugares que vemos cada día, en este poema haces universal lo cotidiano. Como Emily Dickinson...

ñOCO Le bOLO dijo...


Vaya despiste el mío... llegar aquí tan tarde...

Gracias por acoger mi foto pero, y mucho más, por haberle puesto palabras, bellas palabras que engrandecen la imagen.
O sea, debo ser yo quién agradezca tus palabras y dedicatoria.

· bicos

· CR · & · LMA ·