cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




30 de mayo de 2013

El árbol



Para Ío


El árbol donde descansamos ya apagó su llama o la tiene bajita.
Se nos ocurre pensar que mañana dará de nuevo frutos y allí nos quedamos
Sin ver el horizonte
Miramos el árbol y esperamos
Mientras las hormigas aprovechan para invadirnos hasta la nariz y más allá
Donde recordamos a nuestro árbol lleno de hojas
Y desde donde nos gusta tanto contemplar el horizonte.



Un poema de Juan Sebastian R. M., 30 de mayo 2013




No hay comentarios: