cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de mayo de 2013

Haiku






Aquella lágrima
era una flor silvestre
desnuda y fría.



~haiku 124~




4 comentarios:

Romà Alonso dijo...

Una maravilla.
Sin más que decir.

Ánima dijo...

Vaya...

Julie Sopetrán dijo...

Un haiku magistral.

ANTIQVA dijo...

Cuando amanece, las flores silvestres son siempre lagrimas...

Incluso en verano...