cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




10 de mayo de 2013

Horizonte







Tan adentro las luces como el mar.
Acaso el aire bese allí
y luego muera.






1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Hermosa imagen,los besos del mar nunca mueren, se esconden en las caracolas...
Muy bello, amiga.