cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




8 de mayo de 2013

Verte




Verte
así cuando llegas de los edificios conquistados
al terrible sueño sin soles,
con voluntad de humo
iluminando pasillos de sangre
y corrientes en las venas.
Verte
como al invierno en la escarcha
y al pájaro sin nido,
rozar las últimas horas
en la medianoche y su blancura.
Verte
en la intimidad tibia de la rosa,
sobrevolar páramos y arenas,
con el alma en el pecho
y un racimo de tempestades
asomadas a tu boca.



1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Verte, es el amor, en espera o en paso.