cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




7 de junio de 2013

Delante de mis ojos







Delante de mis ojos está el mar
refugiado en sus olas. Hoy le miro
hechizada, su cuerpo entre las piedras
se debate a merced de la rompiente,
como un triste gorrión tras los barrotes
del agua siempre fría y altanera.
Tiene mi mar la voz ronca en el grito
de la primera hora, amanecer
de animal golpeado en la distancia
sublime de la noche, una pasión
cosida a la marea naufragada
de tus dedos de sal y tempestades.
Con el viento del norte en vendaval
me alcanza la galerna de una lágrima,
diamante sin color, el sueño oscuro
entre luces y auroras pretendidas
contigo en un trasluz de Luna eterna
más allá de las manos y sus cárceles.






5 comentarios:

sensenort dijo...

Cuanto mas ronco y húmedo mas melancólico
Es una pena no ver estas estupendas fotos a un tamaño más grande
Besos

alp dijo...

Pues yo creo que sí vivo..aunqeu despeus de ver a tanto político..creo qeu estoy en Marte...un abrazo desde Murcia..

ANTIQVA dijo...

El mar...

La montaña de agua...

Ante él, poco se puede decir...

Cecilia Montoya dijo...

Hola Io, como amante de la fotografía y el arte visual (te invito a visitar mi blog de fotografía, cuando gustes), te digo que tus imágenes tienen una gran carga emotiva y transmiten atmósferas muy profundas. Sería hermoso, apreciarlas en mayor tamaño. Te dejo un beso.

Julie Sopetrán dijo...

Una poesía lírica, fuerte y delicada, toda mar. Bellísimo Ío.