cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




13 de junio de 2013

Evidencia



Te mataron, te matan y te mueres
cada vez que la sombra incide
en la lujuria del poema
demostrando que el verso
es el único amante.




No hay comentarios: