cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




2 de julio de 2013

Constante


Constante
hallo el rojo
en la caja
del te quiero
y escribo
constante
también
la muerte
incendiando
tus ojos
y mis piedras.
Constante
en la espada del óxido
retrocedo dos idiomas
de sol
de noche
en la saliva
y todo lo ocupa
constante
el tiempo.



1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Fascinante, tanto la estructura como el contenido. Me gustó mucho.