cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de julio de 2013

Fluidos




Te adeudo la sombra.
sigue la mía.
Vamos hacia la luz
del tiempo a rastras
y los días nubosos.
Siempre a lo frágil,
resistimos en tenue rayo,
piel con noche en lo etéreo
de nuestra oscuridad.




1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Oscura y muy culta elocución que deja ver ese fluido de la sombra en el conjunto armónico de la noche. Muy bello.