cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de julio de 2013

La grieta que me dice




No contaré las tantas veces
de la cercanía en la sed
que vulneran los ocasos
escritos por el hambre.
No contaré los luego,
los saltos que doy corriendo a esconderme
en la grieta que me dice
vacía y sucia
dentro del hoyo donde entierro
el cuerpo animal de la rosa.



2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Creo que este poema expresa muy bien la idea, el sentimiento, la fuerza interior que expresa, encuentro pureza, propiedad y armonía en este gran poema Ío. Me encantó.

Ánima dijo...

Incontable es la manera de rozar el verso la piel y las estrellas...

Precioso, Ío...