cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




6 de agosto de 2013

Declaro




Declaro
tu cuerpo en mi piel
anatomía de lo quedado
en el orificio del derrumbe.

Tan inerme la rosa
antes del día
alcanza el otro tiempo
para morir.



7 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Y en otro hemisferio, clima, ciudad, acontecer...te leo y me declaro absorta.
Besos mi querida Ío.

Julie Sopetrán dijo...

Declaro, que eres una gran poetisa, inmersa en tu rosa del tiempo que es la vida. Muy bello.

Leticia dijo...

Un manifiesto más que personal, universo inmerso en la calidez del decir de tus sentimientos.
Un placer Ío. Besos

ANTIQVA dijo...

Que pena que las rosas, y la vida, sean tan efimeras....

Un abrazo, Ío

silvia zappia dijo...

somos efímeros,pero también herrumbre.


abrazo, ío*

Darilea dijo...

El perfume sobrevive :)
Un besito Ío

Ío dijo...


Muchas gracias a todos por vuestras palabras, por las de aquí y por las escritas en las anteriores "cosas".
Abrazos