cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




23 de agosto de 2013

Haiku






Ninguna sombra
dan las desnudas ramas
de un árbol seco.



~haiku 138~





2 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Un haiku precioso, de adelantado otoño, cuando las hojas se esconden entre las sombras... Besos.

ANTIQVA dijo...

Pues no...

Estas equivocada...

Segun estudios recientes de Calculo Infinitesimal realizados en la Universidad de Bombay, las ramas secas de los arboles dan una sombre que es, obviamente, infinitesimal, pero nada despreciable para los insectos sofocados por las calores de estas tierras bravas...

Un gran abrazo, Ío