cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de agosto de 2013

Kīlauea


Arrojar a la incandescencia
el blanco escindido
y la música nupcial
de la noche cegada.
Arrojarse y doler
a la piedra
al sonido del fuego
del iris cayéndose
en pos de la voluta
del beso del cráter.
Arrojarse de pie
al salto del cuchillo
todas las veces
el cuerpo a la lava.

-

En hawaiano, la palabra "kīlauea" significa "arrojar" o "esparcir en grandes cantidades".


3 comentarios:

JOSH NOJERROT dijo...

Necesitamos de reinventar nuestro alrededor, de esparcir los malos pensamientos o supuestas conjeturas, saltar al vacio a veces trae la renovación más absoluta...

Leticia dijo...

Me evoca la adoración de filosofía ancestral, un volver al origen a través del sacrificio pero... no sé si por dolor de ser o no ser, por convicción, o después de la desilusión o el desamor.
¡No importa! la inmolación poética está viva.
Para la reflexión mi querida Ío.Besos

Julie Sopetrán dijo...

Tirarse al volcán es un suicidio místico, ya que el fuego, la lava, lo purifica todo, puede ser también la transformación del dolor... Es un buen poema Ío, tiene varias interpretaciones, en todas ellas fluye la Poesía, tu Poesía. Me gustó mucho.