cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




11 de agosto de 2013

Lo insoportable




Lo insoportable de mí
es el bulto de pájaros sin nombre
dispuestos en el cauce del poema,

el viento que escupe a la flor
la herida del propio viento
tomado por la palabra y su adjetivo,

son los pies saltados al agua
para retener entre la lluvia
la anatomía del paisaje yermo,

lo insoportable de mí
es la intemperie de la casa desvanecida
esta boca enjaulada en un verso
y la muerte en su huella.



2 comentarios:

Nahuel dijo...

realmente hermoso y con una gran maestría. Me ha gustado mucho.

Saludos, Nahuel.

Julie Sopetrán dijo...

Un gran poema, hermosas imágenes, gran tristeza hecha verso. Me ha conmovido.