cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de septiembre de 2013

Como un poema



Mundo de ti y de ahora abierto
de ahora tuyo
y una garganta detrás del pétalo
como sin hojas
como otro mundo en mí tu mundo
con tus dedos porque entran
porque saben abrir y abrirse ojos
y son tus ojos tus dedos
dentro de mí mundo
nacido tú mundo lengua
o de labio a labio
o cuchillo que copula
y nace y mata
y muere y resucita
como un poema
con un orgasmo
tus dedos hienden tus dedos
mojados de este mundo
de este calor como pira
como fogata de hogar
o chimenea sin humo
este mundo mi universo
tus dedos tus ojos tu boca tu lengua
mi sexo
el tuyo
nosotros
todos tus mundos y tú
naciendo mundo
en mi mundo abierto.



4 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Que bello cuando "los mundos" se funden...

Un abrazo mas, amiga

Julie Sopetrán dijo...

Fuerte, hermoso poema de amor. Precioso.

Anónimo dijo...

Qué bello, quedé erizado como cuando a uno lo acarician en... chito chito calla oso meloso y contempla el poema de Io. Es la cuarta dimension.

Cecilia Montoya dijo...

Este es el que me atrapó, porque me gusta como describes el amor, en ese fundirse y adentrarse en el mundo del otro. Cuando dos mundos se funden, nace otro que los contiene, como círculos concéntricos. Un "nosotros" que abarca dos realidades. Me encanta que aún en los versos donde predomina el erotismo, pones belleza. o al menos, esta es la lectura que yo le doy a tus letras, aquí. Un beso