cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




29 de agosto de 2013

Hábitat




Yo vivo aquí y no espero
mantenerme ordenada.
En el hábito de la niebla
recorro mis uñas,
como de la sangre de los arañazos
de los cuerpos transparentes
en un vaivén autista.

Yo vivo aquí
donde suena la campana
y el viento es el sueño.

Mi mano cambia
es la próxima caída de un poema.

Un planeta alrededor de tus ojos
y en lo oscuro me ciego,
me desnudo entrando en la órbita
de la palabra tiempo.

Ahora la lluvia es el caos,
es mi hija el agua
y los peces de tu boca
el río salvaje de una voz
en la escritura
donde el sol no llega.



5 comentarios:

constantino mpolás andreadis dijo...

...cómo entonces vivir fuera de eme...

Ío dijo...


Ya me dejó usted pensando, Constantino.


m.

Julie Sopetrán dijo...

Sin palabras... en lo inhabitable, y contemplando el verso...

Omar enletrasarte dijo...

la lluvia, su caos y esa voz
vuelta poema
genial poesía
saludos

ANTIQVA dijo...

Lo mejor es el orden desordenado...

O la confusa claridad...

O un abrazo fuerte

Segun cada ocasion...