cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




27 de septiembre de 2013

Lo dice y llueve



Porque lo dice y llueve,
es verdad el agua en el suelo.
No está el cielo para mentiras
y los nidos que el viento tiró
no criarán pájaros está primavera.
Ha vuelto el estremecimiento del frío,
la gota a rebosar los vasos del sueño
que bebe la flor ahogada
desde su incoloro silencio.
De la tormenta de la noche
nació la boca del ruido,
pero calla y se mira al espejo
y busca la caricia de una piel
que no se lleve el ojo
al humo inalterable
de su sombra en el reflejo.

Lo dice y llueve
a la ida y en la vuelta,
con esa nube que-madura y dice grises
mientras una mano la toca
y canta y la escribe
al temblar el dolor de la ceniza
de tu voz en su cuerpo.











video
Musica: One
Goldmund










5 comentarios:

ANTIQVA dijo...

Buen momento el momento de la lluvia para buscar la caricia de la piel de la persona amada.

Un abrazo, Ío

Omar enletrasarte dijo...

vigoroso y nostálgico poema
saludos

Julie Sopetrán dijo...

Romántico en toda su belleza de alma y cuerpo... Me ha encantado, amiga. Así como escucharlo en tu voz, la música preciosa. Un abrazo.

perfecto herrera ramos dijo...

Leo el poema y lo escucho en tu voz, y vuelvo a leer y escuchar. Es como el sonido de la lluvia que nos trae un conocimiento antiguo persistente.
Por un momento, después de mucho tiempo, vuelvo por esta Su Casa, y me complazco con ello.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Ay ay ay me dolio.Ahora no lo puedo escuchar pero lo escucho, se me metio en la sangre en el orden del poema con sus imagenes diversas e interlazadas. Su aparente desorden me ordena el alma y me ordeña digamolo de paso. Ojo que no soy vaca soy el Oso garboso de Paris.