cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




28 de septiembre de 2013

Persistencial



Mantener la sombra al pie de la nieve,
volcarla en el abrazo
de mi cuerpo en ti,
asumir la liviandad de la sangre
y su posible mezcla de sabores
en el gesto de la piel,
manchar el vértigo
esperando la noche
frágil en el sudor de la belleza
arrancada al estigma
de la magia del no ser.



7 comentarios:

Julie Sopetrán dijo...

Me encanta este poema, también el título... Un abrazo Ío.

ANTIQVA dijo...

Voto a brios... Que poema tan intimista...

Un abrazo fuerte, Ío

Anónimo dijo...

Lacan se queda corto ante la riqueza de tus dos poemas, este y "Soy" que me parecen excelentes. Somos? No no somos, si fueramos no existiria el universo, la oscuridad, la luna de Io (oh no qué horror). Ser es estar muerto, en la memoria de nadie. Me encantamente, atentamente tu oso Pecador (qué felicidad estar de nuevo de vuelta en la senda!).

ANTIQVA dijo...

No, no pasa nada, que volvi a pasar por aqui y estuve fisgando un poco...

Abrazotes

ANTIQVA dijo...

Deje este segundo mensaje, ahora tercero, no fuera que me hubieras visto de lejos y pensaras que no saludaba...

Leticia dijo...

Para releer... un Placer visitarte Ío, pequeña luna de fuego.

Ío dijo...


Un abrazo, y muchas gracias por vuestras palabras y visitas.

m.