cabecera
















¿Acaso en verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.
Aunque sea jade, se rompe.
Aunque sea oro, se hiende,
y el plumaje de quetzal se quiebra.
No para siempre en la tierra,
solamente un poco aquí.

Netzahualcóyotl de Texcoco




9 de septiembre de 2013

Se va escribiendo



Es fascinante la ausencia
del desarrollo del verso,
atravesar la palabra
sin raíz ni defunción,
vigilando solamente
el bienestar de la métrica.

Melodioso y ajustado
se va escribiendo sin más
entre vaivenes de euritmia,
no tiene uñas ni sombras
no refleja en el ombligo
la obscenidad del acento.

Complaciente en su armonía
el poema se propaga
a través de los pulmones,
pero no contiene aire,
es sólo el antecesor
de la tiniebla y sus ruinas.




1 comentario:

Julie Sopetrán dijo...

Y así se va escribiendo, acompasando el ritmo de la vida con su luz y tiniebla. Hermoso poema del proceso poético... También misterioso. Un abrazo.